Setas venenosas

Las setas son alimentos delicados, de los que no se puede abusar. Se deben de comer al poco tiempo de su recolección, desechando ejemplares viejos, con parásitos o maltratados por insectos, babosas, heladas o cuando llevan mucho tiempo en el congelador, pues en tales condiciones cualquier seta puede convertirse en tóxica, o indigesta.

En cuanto a la cantidad ingerida, no es recomendable sobrepasar los 250 gramos por día. Incluso las mejores setas comestibles pueden “sensibilizar” el organismo si se abusa de la cantidad. No son buenos los atracones.

Todos los años cierto número de personas mueren intoxicadas por comer setas venenosas. Estas muertes se evitarían fácilmente si el aficionado a recogerlas conociese las especies venenosas para poder evitarlas.

No hay reglas que se puedan aplicar para dictaminar si una seta es venenosa. Algunas personas creen que si ennegrecen una moneda de plata o un ajo, o tienen anillo, o si no las comen los animales, son venenosas. La única regla, ya lo hemos dicho, es conocer cada una de ellas.

Veamos hoy los síndromes de larga incubación.

amanita phalloides

Intoxicaciones de larga incubación:

Síndrome faloidiano.- El más grave de todos, y, generalmente mortal. Ocurre tras la ingestión de estas tres amanitas:  Amanita phalloides, Amanita virosa y Amanita verna.

Amanita phalloides.- Tiene sombrero blanco o verde claro, volva y anillo bien visibles, laminillas blancas, sin olor (solo desagradable en los ejemplares viejos). Frecuente en los bosques a finales de verano y principios de otoño. Puede confundirse, si no se presta atención,  con las rúsulas verdes(no tienen volva ni anillo), y con los agáricos jóvenes (no tienen volva, las  laminillas son blancas, rosadas cuando crecen y sus esporas de color púrpura),y con algunos tricolomas(no tienen volva ni anillo).

           Amanita phalloides, variedad verde

Amanita verna

Parecida a la anterior, en su variedad blanca.  Toda ella es blanca. Sombrero blanco sucio con un tono ocráceoen el centro, con volva (algo más ceñida que en la amanita phalloides) y anillo. Carne blanca, blanda, de sabor algo acre y mal olor en los ejemplares viejos. Prefiere bosques húmedos de suelo calcáreo. Aparece en primavera, verano y otoño. Puede confundirse con las Lepiotas blancas (tienen anillo, pero no volva) y agáricos(ya sabemos que estos tienen las laminillas blancas cuando son muy jóvenes).

Amanita virosa.- Igual que la anterior, algo más pequeña, con un sombrero convexo-cónico algo mamelonado, el anillo algo grumoso (frecuentemente cuelga en jirones del borde del sombrero), la carne de olor y sabor desagradables. Prefiere terrenos silíceos.

amanita virosa

Amanita virosa

Las tres especies  son ricas en potentes tóxicos (faloidina, falina  amanitinas, etc.) que resisten la cocción y cuya dosis  letal para el hobre es de  pocos miligramos. Un ejemplar mediano basta para matar a varias personas.

Los síntomas de la intoxicación aparecen entre seis y cuarenta horas  después de la ingestión. consisten en malestar, vómitos dolorosos, diarrea, sudores, angustia, sed. Posteriormente frío, dolores musculares,ulso débil y trastornos nerv

iosos. La muerte ocurre por acción sobre el hígado y riñón.

El tratamiento consiste en hidratar bien con soluciones salinas, aplicar suero antifaloidiano, protectores hepáticos hormas corticosupra

renales, trasfusiones de sangre, etc. Aún así la mortalidad es grande.

  Síndromes parafaloidianos.-

 Son parecidos al anterior y producidos por las setas Lepiota helvéola y Cortinarius orellanus.

La lepiota helveola, al igual que las Lepiotas pequeñas (lepiota cristata, lepiota bruneoincarnatalepiota joserandii,)causan envenenamiento grave, a veces mortal. Los primeros síntomas aparecen a las cinco horas y son parecidos a los del síndrome faloidiano. El tratamiento es muy similar

El cortinarius orellanus tiene mal aspecto, e invita a no tocarlo. Sombrero carnoso, de color rojo conl reflejos dorados o anaranjados. Las esporas son ocres. prefiere suelos  silíceos  y bosques de planifolios. La intoxicación cursa con un largo período de incubación, hasta catorce días. Los síntomas son parecidos a los de las  intoxicaciones anteriores, con predominio renal. El tratamiento es difícil y sintomático.Se aplican  depuraciones extrarenales, pero  el enfermo puede morir al cabo de varias semanas.

Solamente el tratamiento en las primeras horas después de la ingesta puede salvar de la muerte al efermo. Es frecuente que el intoxicado necesite trasplante de hígado.

     
Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by javier on 25/06/2012 at 21:10

    lepiota helveola (mortal)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: